La bodega

¿Quiénes somos?

Celler Vinyas d’Empremta es un proyecto familiar, creado espontáneamente por Isidre y sus dos hijos, Gerard y Berta, y que tiene un objetivo principal: identificar y dar a conocer un territorio a través de la viña y el vino.

Hace ya más de dos décadas que Isidre comenzó a dedicarse a la viña. Tras muchos años en el mundo del deporte de competición, Isidre buscó un revulsivo para ocupar su tiempo libre y empezó a trabajar entre cepas.

Además del senderismo y la fotografía, Isidre tomó la viña como una afición más. Por un lado, se convirtió en un experto de su territorio gracias a las excursiones de los fines de semana. Por otro lado, la viña le aporta calma y tranquilidad, satisfacción y vínculo con la naturaleza. Él solo empezó a hacer vinos para autoconsumo. Año tras año, su dedicación fue aumentando y gracias también a la colaboración de profesionales y amigos, fue mejorando la técnica en el campo y en la bodega.

Gerard, su hijo mayor, es de formación Enginiero Civil y, de vocación, agricultor. Gerard es un apasionado de la “tierra” en todas su acepciones. La vive y la siente como nadie, la hace suya y se implica con entereza.

celler-vinyas-empremta

Hace cinco años que Gerard decidió hacer de la viña una nueva afición, y desde entonces, ha dedicado la mayor parte de su tiempo a ello. Se ha formado en diferentes ámbitos del trabajo en el campo (poda virtuosa, ecología y biodinámica) para poder llevar a cabo sus propias ideas.

Padre e hijo empiezan a compartir horas en el campo, experiencias e ilusión para empezar un proyecto de futuro, una carrera de larga distancias que corren con pasión y devoción.

Su implicación va mucho más allá de la producción de vino. También trabajan para preservar las variedades autóctonas, recuperar terrazas y espacios cultivados y descubrir y mantener el antiguo paisaje vitivinícola, como lagares de piedra, prensas de plato y otros elementos centenarios que configuran la huella y el paisaje.

El último vértice del triñangulo es Berta. Berta es ingeniera de edificación. Como gesto de generosidad, Berta empezó colaborando en la bodega para ayudar a la familia y así vió que el mundo del vino también era para ella. Entonces decidió formarse correctamente y cursó el FP de Vitivinicultura que ofrece la Escuela de Espiells. Berta aporta los conocimientos teóricos necesarios y la experiencia en la bodega, ya que ha colaborado con otras bodegas reconocidas.

Filosofía

Amamos y respetamos la naturaleza.

El conreo de nuestros viñedos sigue un modelo sostenible. Buscamos la harmonia entre el viñedo y el entorno y no hacemos trabajos que perjudiquen los suelos.

Trabajamos de manera natural y equilibrada para proteger la biodiversidad del suelo, de las plantas y de todos los animales que tenemos alrededor.

El trabajo en la bodega se identifica directamente con el que hacemos en el campo. Creemos firmemente que el mejor vino sale de la mejor uva y por esa razón durante la elaboración practicamos el “dejar hacer” para no perder la esencia del producto.

Por todo lo anterior queremos que nuestros vinos reflejen esta filosofía de la mejor manera posible.

Plançó
Pit-Roig
Dent de lleó